Pasar debajo de una escalera

Es muy común hoy en día ver a muchas personas evitar pasar por debajo de una escalera.
Se cuenta que solía relacionarse con la historia de la crucifixión. Se supone que hay que guardar distancia, para no tener mala suerte causada por el objeto que sirvió para bajar a Jesús de la Cruz.
Si bien en ninguno de los cuatro evangelios mencionan que había una escalera. Se comenta también que se vincula con tabúes menstruales primitivos.
El motivo más simple de evitar pasar por debajo de una escalera es que probablemente se pueda caer sobre nosotros, alguna herramienta, tacho de pintura, etc. que esté utilizando la persona que está subida a ella.
Hasta la próxima