Invócame y te ayudaré a encontrar la mesura en cada uno de tus actos.
Sólo te pido que busques un lugar tranquilo de tu casa o de tu trabajo
Relaja tu cuerpo físico y mental, permanece 3 minutos, visualiza o imagina que te encuentras en una playa, donde la arena casi blanca muy fina, un mar suave de un color turquesa totalmente transparente y unos peces de colores muy vivos te convocan a relajarte.
Deja fluir tus pensamientos y tus sentimientos. Comprobarás que aparecerán imágenes o ideas ordenadas, ponderando la Prudencia con ello el éxito en ese tema que te inquieta en este momento.

Inténtalo

Si deseas tener una clase gratuita de meditación hace clic aquí o dirigite a la parte de servicios