Invócame y te ayudaré a sacar a tu niño interior.
Trata de tener un encuentro con tu Yo Superior, siéntate en un sillón cómodo deja fluir los pensamientos.
Conéctate con tu Niño de la Infancia. El niño que llevamos dentro siempre está latente. Nuestra familia – desde sus posibilidades, pudieron o no satisfacer nuestras necesidades emocionales.
Tal vez tu niño interior necesita el consuelo y la tranquilidad de saber que no será abandonado.
En este momento con mi ayuda, tu le brindarás a tu niño interior todo el cariño y sentí como comienza a sentirse querido, respetado y aceptado.
Ser nuestros propios padres exige mucha dedicación y mucha piedad ilimitada. Recuerda siempre que nosotros somos dignos de cualquier esfuerzo que favorece nuestra felicidad.

Atrévete

Si deseas tener una clase gratuita de meditación hace clic aquí o dirigite a la parte de servicios